Acerca del insomnio y del sueño reparador

domingo, 29 noviembre 2015

Acerca del insomnio y del sueño reparador

El sueño es un requisito absoluto para el bienestar físico y mental. Sin embargo, a menudo no le damos suficiente importancia o incluso lo entendemos como algo inevitablemente molesto. Puesto que una persona pasa alrededor de un tercio de su vida durmiendo no debemos subestimar la importancia del sueño y no esperar hasta que nos demos cuenta de los problemas que originan los trastornos de sueño.

En el pasado se consideró durante mucho tiempo que el sueño era un periodo inactivo durante el cual el cuerpo no hacía nada. Incluso se le consideraba un estado entre la vida y la muerte. En la antigua Grecia se les consideraba al sueño y a la muerte como hermanos, siendo la muerte el sueño perfecto. Durante la época del Imperio Romano, por fin se reconoció que el sueño viene controlado por el cerebro y contribuye a la regeneración del mismo. Más tarde a través de los escáneres cerebrales, se pudo constatar que el sueño es un proceso dinámico en el que se alternan distintas fases.

En el cerebro se desarrollan procesos complejos durante los cuales los sistemas orgánicos varían dependiendo de la fase de sueño. Además durante este proceso aumenta la producción de un tipo de hormonas y se reduce o incluso se suprime la producción de otras.

Existen muchas teorías acerca de porqué los humanos necesitamos dormir. Algunas de ellas sostienen el efecto de conservación de energía que supone el sueño. En otras se discute acerca de la regeneración de los órganos y del procesamiento de la información y vivencias ocurridas durante el día. A pesar de esta multitud de teorías no hay ninguna que tenga un explicación absoluta acerca de porqué necesitamos dormir.

La importancia de las fases del sueño y de un sueño regular se pueden percibir de manera dramática en cuanto aparecen los trastornos del sueño. En primer lugar se reduce la calidad de vida. Además se reduce la eficiencia hasta un 70%. Si los trastornos permanecen, aparecen las enfermedades. En casos muy extremos la falta de sueño puede conducir a la muerte.

El insomnio tiene muchas causas y muchas de ellas suceden muy frecuentemente. Cerca de un cuarto de las personas en Europa Central sufre una u otra forma de insomnio. Aproximadamente el 10% de la población lucha contra trastornos crónicos de sueño que duran más de tres meses. Las causas son muy diversas. Razones físicas como dolores o circunstancias externas tales como el estrés en el trabajo contribuyen a que aparezcan los problemas de sueño. 

No siempre se debe acudir de inmediato al doctor. Si te cuesta conciliar el sueño o no puedes dormir bien más de tres veces a la semana, si te despiertas siempre demasiado temprano o estás cansado, entonces debes buscar la ayuda de un profesional.

En muchos otros casos, causas como cargas a corto plazo (por ejemplo el jetlag) o influencias ambientales (falta de luz) pueden estar perjudicándote, por lo que hay algunos trucos que pueden ayudarte a dormir profundamente durante toda la noche.

  • A veces basta con plantearse la cuestión de porqué no puede conciliarse el sueño. El orden en la habitación, si es un lugar silencioso, si es suficientemente oscura, son cuestiones importantes a tener en cuenta.

  • Abstenerse de bebidas estimulantes y de alcohol, que aunque te produce un leve efecto de somnolencia, no beneficia la calidad de tu sueño. Además es importante que no comas demasiado por la noche ya que con el estómago lleno es más difícil dormir bien. 

  • Rituales a última hora de la tarde, tales como dar un paseo o relajarse, pueden hacer maravillas.

  • No se recomienda hacer deporte justo antes de ir a dormir. La actividad física extenuante estimula la circulación y te despeja. La reducción de estrés a través del deporte es muy efectiva, pero no se aconseja la práctica del deporte a última hora de la tarde.

  • Los aceites esenciales pueden ayudarte a relajarte y a conciliar el sueño. Existen mezclas particularmente relajantes. En este link puedes encontrar algunos productos que hemos seleccionado para tí.

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein