Cosmética natural de alta calidad

Estudiar mejor en la escuela

lunes, 12 octubre 2015

Estudiar mejor en la escuela

Los alumnos que estudian en clases aromatizadas discretamente con aceites esenciales de frutos cítricos tienen mejor concentración y menos conflictos. Incluso el absentismo por enfermedad también se ve reducido. Este es el proyecto de investigación de una escuela de Baviera. En el marco del proyecto, las clases fueron aromatizadas con aceites esenciales naturales durante un determinado tiempo. Al comienzo y al final del experimento, se pidió la valoración de profesores y alumnos. Ambas partes estaban de acuerdo: los estudiantes estudian mucho mejor con un ambiente aromatizado con aceites esenciales, donde domina un clima más relajado.

Durante el experimento se dobló el número de estudiantes que se concentraban mejor durante de 18% a 40%. No más de un tercio se mostraron "frecuentemente cansados y desmotivados", cuando al principio llegaban hasta el 45%. El ambiente de la clase mejora sobre todo en los cursos más elementales. Del 18% que valoraban la unión general de la clase de manera negativa, hasta llegar a prácticamente un 0%. Durante este proyecto, los profesores también notaron una mejoría en el estado de ánimo, lo que contribuye de manera muy positiva en el aprendizaje y la enseñanza. En los estudiantes más mayores también se obtuvo un resultado bastante similar, sobre todo en lo que respecta a la concentración, tanto de profesores como de alumnos. Por tanto, el efecto calmante y potenciador de la concentración de los aceites cítricos en el día a día en la escuela queda demostrado mediante este estudio científico.

Seis escuelas de educación primaria y secundaria de la región alemana de Franconia tomaron parte en este experimento. Tanto los padres como los profesores fueron informados de antemano. "La demanda por parte de las escuelas para participar en este experimento pionero fue muy elevada" asegura Elke Inspruckner, la creadora de este experimento, que trabaja desde hace muchos años como orientadora, aromaterapeuta y homeópata. "Para garantizar una orientación adecuada, me he limitado a seis escuelas. Todos los participantes fueron informados debidamente sobre los componentes de las mezclas aromáticas naturales que se iban a utilizar, pero no sobre los efectos que les iban a causar, de manera que nadie pudiera estar influenciado antes de participar".

Insprucker mezcla para su experimento recetas individuales de aceites esenciales según cada situación, dejándose llevar por su experiencia e inspiración adquiridas a lo largo de los años. Para la prueba en las escuelas escogió la mezcla puramente natural "Easy Learning" de la marca Primavera, una de las mejores marcas de aceites esenciales. Los productos aromáticos sintéticos no aportan ningún beneficio a nuestra salud y normalmente provocan intolerancia mucho más rápido. "Lo más importante para mí era analizar los efectos de cada componente de la mejor manera posible. El aroma tiene que resultar agradable para el mayor número de personas posibles. La mezcla "Easy Learning" cumple estos criterios y hace que su aplicación sea muy fácil" según Inspruckner.

Estudiar mejor con la ayuda de la naturaleza

Antes de proceder con la aromatización de las clases, se hicieron una serie de preguntas para comprobar el estado de ánimo de los alumnos. Preguntas relacionadas con el olor de la clase, el estado de ánimo general, la facilidad de concentración que tienen en las clases... Posteriormente, se escogieron a dos alumnos de cada clase como encargados del pequeño vaporizador y de utilizar las dosis adecuadas. El lugar de colocación del vaporizador se decidió entre todos los alumnos. Debido a que la dosis depende del tamaño de cada clase, el uso adecuado del vaporizador es de vital importancia según Elke Inspruckner "Básicamente, lo más importante es que menos es más" según la experta.

En marzo de 2015 se comenzó con la aromatización de las aulas. Se realizó después de las vacaciones de Pascua y se alargó de 5 a 6 semanas por petición general de los alumnos. Los resultados obtenidos fueron muy positivos, lo cual no fue una sorpresa para Inspruckner. Hace mucho tiempo que evalúa el maravilloso efecto de los aceites esenciales para tener un mejor ambiente, menos estrés y mejor ánimo en las clases. " Este proyecto confirma mi propia experiencia. Con el aroma adecuado se pueden marcar las pautas para fomentar que los estudiantes trabajen mejor, estén menos estresados y que estén más a gusto en la escuela".

Mejor concentración y mayor motivación gracias a la aromaterapia

Los efectos de los aceites esenciales de frutas cítricas sobre los problemas de concentración se demuestran en diversos estudios. En la mezcla "Easy Learning", que ha sido desarrollada especialmente para fomentar la concentración, encontramos los siguientes aceites naturales:

  • Limón: con este aceite se activa la facilidad de concentración y ayuda a clarificar los pensamientos. De todos los aromas, el olor a limón se encuentra entre los favoritos de todo el mundo.
  • Granada: este aceite sirve para levantar el ánimo y para activar el reparto de las hormonas de la felicidad de nuestro cuerpo. Nos da energía y lucha contra la tensión y la irritabilidad.
  • Naranja: este aroma se encarga de mejorar nuestro humor y calmar los nervios. Además, ayuda a reducir el estrés y los temores.

También Beate Kern, profesora de la Universidad Leibniz de Hannover, utiliza aceites esenciales naturales para aumentar la atención de los participantes de sus seminarios. "Nuestro cerebro está siempre aprendiendo y disfruta haciéndolo" comenta Kern, que también aplica conocimientos de neurología en el ambiente de trabajo y de estudio. "El limón refresca y da ánimos, mientras que favorece el ejercicio cerebral", añade.

Durante el proyecto en las escuelas, faltaron muchos menos alumnos por enfermedad, algo que los expertos en aromaterapia atribuyen directamente a los efectos positivos de los aceites esenciales. Los aromas naturales en el ambiente pueden reducir la exposición a bacterias, virus y hongos, un hecho probado científicamente desde los años 60, por lo que el riesgo de infección y enfermedad se reducen asimismo. Estos aromas pueden incluso ayudar a consolidar durante la noche la nueva información adquirida. Este hecho fue demostrado por un investigador neurológico del laboratorio del sueño de Lübeck hace algunos años.

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein