Arcilla

La arcilla es un mineral que consiste principalmente en óxido de aluminio y de sílice, pero también es rica en otros minerales tales como hierro, magnesio, potasio y calcio. La arcilla ya se utilizaba en la antigüedad en diferentes culturas por su capacidad para exfoliar la piel y eliminar las células muertas, dejando la piel con un aspecto más suave.

Los productos a base de arcilla se utilizan para alisar la piel y para tratar la piel en caso de acné, ya que es capaz de prevenir la formación de espinillas y purificar los poros. El champú con arcilla se recomienda para aquellos que tienen el cabello graso y con caspa.


Productos con Arcilla.