Arándanos

El aceite de semilla de arándanos tiene un sabor sutil a nuez. Las bayas se cultivan principalmente en América del norte, Canadá y Nueva Inglaterra. El aceite de semilla de arándanos rojos es un lubricante excelente para la piel deshidratada, seca y madura. Tiene propiedades antioxidantes. Además, le da flexibilidad a las membranas celulares y optimiza el proceso de regeneración de la piel, retrasando el proceso de envejecimiento. No sólo la piel seca y con eccemas se beneficia de sus propiedades, sino también la piel grasa e impura puesto que tiene propiedades antiinflamatoas y regula la queratinización de la piel. Los tocoferoles de este aceite versátil proporcionan una sensación de piel suave y aterciopelada.

Propiedades:

  • Regeneración celular 
  • Antioxidante, protege la piel, ideal para pieles secas y maduras
  • Antiinflamatorio y calmante, conveniente para la piel sensible y con eccemas
  • Ligero, ideal para pieles grasas e impuras
  • Deja la piel suave y aterciopelada

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag


Productos con Arándanos.