Betaína

la betaína debe su nombre a su aparición en la remolacha de azúcar (Beta vulgaris). Es una sustancia vegetal secundaria de muchas plantas silvestres, pero también en crustáceos y mariscos como cangrejos y almejas. Reduce la irritación y protege contra la desecación. Tiene un efecto estabilizador de espuma, por eso se suele utilizar como aditivo en champús y acondicionadores del pelo, mejorando la fuerza capilar.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Betaína.