El Afeitado

lunes, 17 agosto 2015

El Afeitado

Un hombre pasa una media de 3.000 horas en el afeitado. En estas horas, se puede afeitar hasta unos 800 metros de vello facial.

Cuando se trata de afeitar, los hombres comparten un par de puntos. Alrededor del 60% de los hombres prefieren el afeitado húmedo. Sólo el 40% utiliza una maquinilla de afeitar. Hay varias razones: además de comodidad y ahorro de tiempo, la salud juega un papel. No todos los hombres toleran la espuma de afeitar.  

Puntos a tener en cuenta con un afeitado húmedo

Todo comienza con el lavado. Una piel completamente limpia y libre de grasa es la mejor base para empezar el afeitado.

Se empieza con el enjabonado. Ya sea espuma, gel o aceite, en enjabonado es muy importante para que la cuchilla pase bien por la piel. De lo contrario, el riesgo de lesiones aumenta al afeitarse. Para hacer suficiente espuma, se pueden utilizar brochas de afeitar

Para afeitarse, se debería hacer una ligera presión sobre la piel. Para un mejor resultado, se debería afeitar contra la dirección del crecimiento del vello. Para la piel sensible, esto no es recomendable, ya que puede causar irritación.

Indispensable es una loción para después del afeitado. Después del afeitado, la piel queda irritada. Con una loción, se evitan erosiones cutáneas desagradables. Las erosiones cutáneas pueden ser producidas por varias causas. Demasiada presión, cuchillas de afeitar desechables o ingredientes incorrectos. Para evitar la erosión cutánea, siempre se recomienda afeitarse en la dirección del crecimiento del vello.