Arcilla: El polvo de Color Milagroso en la Cosmética

lunes, 10 agosto 2015

Arcilla: El polvo de Color Milagroso en la Cosmética

La arcilla es la estrella protagonista en la industria cosmética en la actualidad ya que cada vez se utiliza este elemento en más productos cosméticos. Los distintos tipos de minerales son una materia prima versátil totalmente natural, ideal para la piel sensible.

Las arcillas se formaron durante el último periodo de la era glacial. En la actualidad se extraen de profundidades entre diez y treinta metros. Se trata de capas de loes formadas a lo largo de varios milenios.

Las arcillas son ricas en varios minerales. Dependiendo de donde se forman, contienen magnesio, calcio, hierro, sílice, cobre y toda una gama de otras sustancias.

Para ser utilizada en productos de cosmética, la arcilla debe de estar libre de gérmenes y biológicamente controlada. Además se seca en hornos especiales o al sol. De esta manera los gérmenes mueren y la arcilla se pasteuriza por el calor.

El poder especial de la arcilla se conoce y aprovecha desde la antigüedad. Ya en el Egipto faraónico se hacían baños de barro antisépticos e Hipócrates incluso recomendó la arcilla para uso interno.

La arcilla y sus propiedades curativas

Algunas arcillas tienen propiedades beneficiosas. Se trata de un término que hay que usar con precaución ya que hay que tener en cuenta la legislación farmacéutica para que se use en términos medicinales. Algunos tipos de arcilla no están aprobados para utilizarse en el consumo humano pero pueden utilizarse para productos cosméticos.

Colores

Existen arcillas de diferentes colores. No se tiñen, como uno podría sospechar, sino que obtienen su color dependiendo de la concentración de magnesio y óxido de hierro.

Las arcillas que tienen una alta proporción de óxido de hierro, son por lo general de color rosa, rojo o, a veces de color amarillo. Se utilizan para mascarillas cosméticas, como maquillaje libre de químicos y como sustituto de la limpieza facial.

La arcilla mineral verde tiene un alto contenido de cobre. Procede de Europa Central, sobre todo la encontramos en Francia. Después de secarse en el sol se utiliza para máscaras cosméticas, cremas limpiadoras, exfoliantes, agua de baño y para cosméticos correctores.

Rhassoul procede de las montañas del Atlas. Tiene un alto contenido de sílice. Mezclado con agua tiene un poder de limpieza intensiva, por lo que se utiliza muy a menudo como alternativa al gel de ducha, champú o como agente de limpieza para la piel grasa o con imperfecciones.

Caolín, o arcilla blanca, es un tipo especial de arcilla completamente libre de hierro. Tiene una textura de grano fino y se utiliza en cosmética como base  para mascarillas o como materia prima para el polvo corporal. El caolín es ideal para pieles sensibles.

Efecto

Puesto que todas las arcillas son biológicas y están libres de aditivos químicos al cien por cien, su compatibilidad es muy alta. Por este motivo, también pueden ser fácilmente utilizadas en casos de problemas graves de la piel.

La mayoría de las arcillas se utilizan como base para mascarillas faciales y peelings o como un complemento para el baño.  Las arcillas medicinales aprobadas para el consumo humano pueden usarse sobre todo para aliviar problemas gástricos.