Esponjas marinas para un cuidado natural de la piel

lunes, 05 agosto 2019

Esponjas marinas para un cuidado natural de la piel

Las esponjas marinas naturales ofrecen algunas ventajas sobre las esponjas de plástico. Pero, ¿qué es realmente una esponja natural?

Procedente del mar

Las esponjas naturales están formadas por esqueletos elásticos y absorbentes de diversas especies marinas, como Spongia Officinalis. Estas esponjas naturales se conocen desde la antigüedad. Hay referencias sobre esponjas de baño en varios textos antiguos, que se han transmitido hasta nuestros días.

La mayoría de las esponjas de esta especie son muy similares a los corales. Después de estar plagado de enfermedades en los mares durante los años 1940 y 50, las esponjas afortunadamente volvieron crecer. Se crían a una profundidad de unos 40 metros. podemos usarlos sin culpa ya que crecen sin tener peligro de extinción. A diferencia de las esponjas de plástico, las esponjas naturales no representan una carga adicional para el medio ambiente, son completamente naturales y, por lo tanto, naturalmente biodegradables.

Diferente calidad

Existen diferentes tipos de esponjas. Los mejores para la limpieza provienen del Mediterráneo, incluso si son un poco más caras. También se encuentra buena calidad en las esponjas de los mares del sur y el Caribe. (Nota: las esponjas naturales de menor calidad son más frágiles).

Propiedades en el cuidado de la piel.

Cuando uses una esponja natural por primera vez, te preguntarás cuánto tiempo puedes usarla. Las esponjas naturales son más fuertes que las basadas en productos derivados del petróleo y también poseen propiedades para el cuidado de la piel. Proporcionan un efecto de peeling natural, por lo que las partículas de piel muerta o queratinizada se eliminan suavemente. Con el uso regular, la textura de la piel se refina y se vuelve más suave y delicada. Además, se estimula la circulación sanguínea, lo que puede tener un efecto reafirmante.

Las esponjas naturales también se pueden usar en el rostro, sin embargo, debes tener cuidado. Si la piel de ti rostro está roja o inflamada, no debes usar una esponja natural.

¿Qué hacer si la esponja se vuelve frágil?

Las esponjas naturales son un producto puro. Es por eso que cambian con el tiempo, se decoloran y se vuelven frágiles. Pero hay una solución: poner la esponja en salmuera (125 g de sal por litro de agua) durante 24 horas. Debido a que las esponjas naturales provienen del mar, el agua salada las hará sentir bien. Posteriormente, es necesario aclararlas bien. Para que la esponja vuelva a su color amarillo original, se puede colocar en una solución de vinagre (4 cucharadas de vinagre por litro de agua). Advertencia: este procedimiento no debe realizarse con demasiada frecuencia ya que los ácidos presentes en el vinagre pueden dañar la esponja. Recordamos enjuagar siempre la esponja a fondo después de la limpieza. Esta es la única forma de extraer los residuos que se han asentado allí. También es muy importante dejar que las esponjas se sequen por completo. (Esto se debe hacer incluso en el uso diario.) Si la esponja está constantemente húmeda, las bacterias pueden acumularse y multiplicarse en ella).

Nunca pongas la esponja en el microondas para esterilizarla, existe el peligro de que se queme. En cambio, se pueden lavar en una lavadora a una temperatura de 30 grados.

Aquí encontrarás nuestra selección de esponjas de baño naturales de varias marcas internacionales.