Lanolina

La lanolina proviene de la secreción de las glándulas sebáceas de las ovejas, de las que se extrae la lana. 
En la cosmética, la lanolina actúa eficazmente como hidratante, suavizando la piel seca y escamosa. Ofrece la base ideal para los productos que tratan la psoriasis, la neurodermatitis y la piel dañada, ya que combate la inflamación y promueve la regeneración de la piel. Puede penetrar profundamente en la piel y mantenerla hidratada. La lanolina tiene un muy bajo potencial alérgico.

El alcohol de lanolina se utilizan como emulsionante en los productos cosméticos. Consiste principalmente en esteroles, por lo que mejora la barrera protectora de la piel y su hidratación. Deja la piel suave y flexible. Se utiliza para la elaboración de barras de labios para darles consistencia. Además se usa en ungüentos para promover la cicatrización.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Lanolina .