Ácido Láctico

El ácido láctico forma parte del manto ácido y controla el pH fisiológico de la piel. 
En la cosmética actúa regulando la queratinización y tiene un leve efecto exfoliante. Está especialmente recomendado para el cuidado de la piel impura, con acné, psoriasis y con trastornos de queratinización. Además, el ácido láctico hidrata y regula el pH.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Ácido Láctico.