Árbol del Té

El árbol del té pertenece a la familia de las mirtáceas y es nativo de Australia y del sudeste asiático. Su aceite se extrae de sus hojas y se utiliza para elaborar productos para el cuidado de la piel ya que tiene propiedades antisépticas, antimicrobianas, desinfectantes, antiinflamatorias y cicatrizantes. Es el ingrediente óptimo para tratar el acné, los eccemas y la psoriasis. Además,  trata las picaduras de insectos, la picazón de la piel, las quemaduras y las heridas y ayuda a reducir las manchas. También puede ser utilizado para el cuidado del cabello con caspa y para el cuidado dental con la mucositis oral.

En la aromaterapia, el aceite de árbol del té se considera tonificante y ayuda a reducir el nerviosismo y la ansiedad. Este aceite moviliza las reservas de energía física y mental, y, por eso, es ideal para tratar reacciones alérgicas.

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle. (4ª Ed). Darmstadt: Schirner Verlag.


Productos con Árbol del Té: