Caléndula

Esta planta de la familia de las asteráceas es principalmente originaria de Europa Central y meridional, Asia occidental y los Estados Unidos. Se conoce especialmente por sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, calmantes y curativas, especialmente gracias a sus carotenoides. El aceite esencial de caléndula tiene propiedades antimicrobianas contra bacterias y hongos. Por ello, se utiliza especialmente para tratar la piel inflamada y con eccemas, y el culito del bebé con dermatitis. Además, alivia el acné, la piel seca y agrietada y proporciona un cuidado ideal después de tomar el sol.

Propiedades:

  • Antiinflamatorio y antimicrobiano, ideal para tratar los eccemas y dermatitis
  • Cicatriza las heridas, conveniente para el cuidado de la piel seca, agrietada y dañada por el sol
  • Calma las pieles impuras

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Caléndula.

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein