Glicerina

La glicerina es un componente del sistema de hidratación de la piel y por eso es una sustancia que la piel pueda tolerar muy bien. En la industria, se desarrolla como un subproducto de la oleoquímica, por ejemplo, de las grasas vegetales o animales y de sus ácidos grasos. Puede ser producido también por el propileno, un subproducto de la producción biodiésel.
La glicerina se utiliza en cosmética por sus capacidad para proteger la piel, hidratarla y regenerarla. Efectivamente, aumenta la elasticidad de la piel, la calma y reduce la irritación. La glicerina es por lo tanto un ingrediente muy común en productos para el cuidado de la piel y el cabello secos. 

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Glicerina.