Macadamia

La nuez de macadamia es originaria de Australia y se extendió en la década de 1930 por la región de Pacífico Sur, así como en Sudáfrica. 
El aceite de macadamia tiene un alto contenido en ácido palmitoleico, que se encuentra principalmente en las grasas animales. Por lo tanto, ayuda a la piel a mejorar su capacidad de recuperación y lo hace excelente para los masajes.
Alisa y regenera la piel seca, frágil y sensible. También trata los cabellos quebradizos y secos.

Propiedades:

  • Promueve la capacidad de absorción
  • Suaviza y rejuvenece la piel seca, frágil y sensible
  • Ideal para el cuidado del cabello seco y quebradizo

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Macadamia.

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein