Manzana

La manzana estaba ya en la Edad de Piedra en su forma silvestre en todas partes de Europa. Esta fruta puede influir en el metabolismo general, equilibrando nuestro organismo. Es nutritiva, sana, carminativa y limpia los dientes. Ya sea como jugo, salsa o compota relaja la piel e iguala el tono.

Las manzanas tienen una proporción equilibrada de azúcar, enzimas, vitaminas, minerales como el sodio, potasio, calcio, fósforo, magnesio y ácidos esenciales.

Sus propiedades se pueden aplicar sobre la piel. La forma más fácil es cortar una manzana y masajear el rostro con la superficie de corte. Puedes usar el jugo de manzana puro como tónico facial. 

La manzana contiene pectina, que aumenta la absorción de hidratación de la piel. Por este motivo, son muy adecuadas para la elaboración de mascarillas faciales.

Mascarilla para todo tipo de piel:

  • Ralla una manzana, preferiblemente de la agricultura ecológica 
  • Agregua 1 cucharada de harina de maíz
  • Deja reposar durante 20 minutos sobre la piel

Mascarilla antiarrugas:

  • Haz una mezcla con 40 g de manzana rallada, 1 taza de yogur de leche entera y almidón de trigo hasta formar una pasta suave
  • Aplica la mascarilla sobre el rostro
  • Deja reposar 15 minutos

Productos con Manzana.