Óxido de Zinc

El óxido de zinc (CI 77947) es un polvo blanco con alta opacidad, que se produce en distintas granulometrías desde el mineral de zinc purificado. Desde el siglo XIX, el óxido de zinc se utiliza como base para la elaboración de polvos de maquillaje. Refleja la luz y absorbe eficazmente los rayos UVA y UVB. Además, el óxido de zinc tiene propiedades antiinflamatorias, astringentes, calma la irritación y reseca las espinillas. Está indicado para pieles grasas e impuras.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Óxido de Zinc.