Pachulí

Esta planta de la familia de las lamiaceae puede encontrarse en China, India, islas Seychelles, en el sudeste de Asia y América del sur. Su aceite se obtiene de las hojas secas, generalmente fermentadas. En el cuidado de la piel, el pachulí se utiliza como estimulante, astringente y regenerador celular. Cuenta con propiedades antisépticas, antivirales, antibacterianas y fungicidas, y promueve la cicatrización de heridas. Por lo tanto, es particularmente conveniente para tratar el acné, los eccemas y la dermatitis atópica, es también el ingrediente ideal para combatir la caspa. El pachulí es también un ingrediente excelente con propiedades antienvejecimiento gracias a su efecto regenerador.

En la aromaterapia, ayuda con la ansiedad, depresión y falta de concentración. También es excelente para la meditación.

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle (4ª ed). Darmstadt: Schirner Verlag


Productos con Pachulí.