Ricino

Ricinus Communis (Castor) Seed Oil, Ricinus Communis

El aceite de ricino es el aceite de las semillas un árbol de la familia de las euphorbiaceae. Crece de forma silvestre en Asia occidental y África del norte. Su aceite ya se utilizaba en el antiguo Egipto para el cuidado de la piel, y para las lámparas de aceite. Hoy en día las principales zonas de cultivo se encuentran en la India, China y Brasil, pero también en Tailandia y en las Filipinas.
El aceite de ricino tiene excelentes propiedades disolventes y una buena adherencia a la piel, por lo que es particularmente conveniente para la elaboración de productos cosméticos. Además, tiene la capacidad de penetrar profundamente en la capa córnea de la piel y actuar allí entre las células.
Tiene propiedades tonificantes e hidratante para el cabello. Además repele el agua y por lo tanto protege la piel y el cabello contra las influencias externas. Elimina la caspa y la sequedad de la piel y deja las cicatrices más elásticas. Deja los labios suaves, lisos y con brillo. También en otros productos cosméticos tales como sombras de ojos, este aceite promueve la adherencia de los pigmentos de color.

Propiedades:

  • Promueve la adhesión de los pigmentos de color 
  • Penetra profundamente en la capa córnea, ideal para el cuidado de las cicatrices
  • Hidratante, impermeable y protector
  • Ideal para el cuidado del cabello y del cuero cabelludo
  • Disuelve suavemente la caspa

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Ricino