Urea

La urea, como el glicerol y los aminoácidos, es parte del sistema de retención de hidratación de la piel. Se produce sintéticamente para el tratamiento del eccema, la psoriasis y los trastornos de queratinización. La urea hace que el sebo pueda fluir mejor, lo que viene particularmente bien para la piel grasa. En una concentración más alta, la urea es también ligeramente antibacteriana y alivia la picazón. Otra característica de la urea es su capacidad para hacer que otros activos se absorban bien por la piel. 

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Urea.