¿Champú sólido o jabón para el cabello? ¿Cuál es la diferencia?

lunes, 18 noviembre 2019

¿Champú sólido o jabón para el cabello? ¿Cuál es la diferencia?

Por fin podemos despedirnos de las botellas de plástico y usar productos con un embalaje reducido al mínimo gracias a los limpiadores sólidos. Las compañías de cosméticos generalmente no hacen distinciones y tienden a usar sólo el término "champú sólido", por lo que puede ser difícil diferenciar. Pero debemos distinguir entre champús sólidos y jabones para el cabello.

Los champús sólidos son una alternativa ecológica a los champús líquidos. Su composición es similar a la de un champú líquido al que se le ha eliminado el agua. Están compuestos por tensioactivos, aceites, perfumes y colorantes mezclados y prensados. Pueden hacer la misma espuma como los líquidos, pero son mucho más convenientes: una pastilla equivale a 2-3 botellas de champú. Además, el pH de los champús sólidos es generalmente el mismo que el de la piel.

Los jabones para el cabello son jabones diseñados para limpiar el cabello (¡está claro!) Su producción se lleva a cabo mediante la saponificación de grasas y aceites con lejía. Los productos tienen un pH básico, por lo que es recomendable realizar el llamado "enjuague ácido" después del lavado con champú. Este enjuague puede llevarse a cabo con una solución de agua con vinagre o ácido cítrico que no debe enjuagarse. El enjuague ácido ofrece muchas ventajas: cierra las escamas del cabello dejándolas muy brillantes y ayuda a evitar que la piedra caliza se asiente en el cabello. Prepararlo es muy simple, basta con diluir una cucharada de vinagre o la punta de una cucharadita de ácido cítrico en un litro de agua. Si no tienes tiempo para prepararlo o simplemente no quieres hacerlo tú mismo, en nuestro catálogo de productos tenemos una alternativa lista para usar: el aclarado ácido para el cabello con geranio rosa Maternatura .

Existe ahora mismo una amplia gama de productos de este tipo. Muchas marcas han visto la ventaja de fabricar productos sólidos para todo tipo de cabello. Si, por un lado, los jabones para el cabello tienen formulaciones más simples, por otro lado, los champús sólidos son más fáciles de usar porque no requieren el paso adicional de aclarado ácido y, por lo tanto, son perfectos para cambiar de producto líquido a sólido.

Ahora que sabes cómo elegir el producto adecuado para tí, aquí hay algunos consejos sobre cómo usar este tipo de producto:

Los productos sólidos son prácticos, compactos, ligeros, económicos y ocupan muy poco espacio. Simplemente frota entre tus manos para crear una espuma que luego se pueda aplicar masajeando directamente el cuero cabelludo con los dedos jabonosos. ¡Se necesita muy poco!

Es esencial preservarlos bien y protegerlos del estancamiento del agua, dejándolos secar después de usarlos en una jabonera.

Son muy prácticos para llevar de viaje y, al ser sólidos, se pueden llevar en el equipaje de mano. Simplemente ponlos en una jabonera o un frasco de vídrio.

Ven y descubre nuestros champús sólidos y nuestros jabones para el cabello .