viernes, 11 octubre 2013

¿Cómo Combatir la Caspa?

La caspa: qué la causa y cómo podemos liberarnos de ella

Un cabello bien cuidado y saludable da atractivo y es clave en la imagen física de una persona. Quien sufre de caspa da una impresión sucia de sí mismo, aunque este problema a menudo no tiene nada que ver con un aseo insuficiente.

¿Qué es la caspa?

La caspa es la formación de células muertas formadas en el cuero cabelludo. La piel se renueva constantemente y trata de eliminar las células muertas del cuerpo. En casos normales, las células epiteliales son tan pequeñas que no son visibles por el ojo humano. Pero cuando se experimenta una cantidad anormal de éstas o se apelmazan en el cuero cabelludo, entonces se hacen visibles y se habla de caspa.

¿Qué causa la caspa?

Hay varias razones por las cuales se forma caspa y son fácilmente tratables dependiendo de su origen. Aquí las más comunes:

Cuero cabelludo seco:

Si la caspa es blanca y seca, entonces el problema es generalmente un cuero cabelludo muy seco.
Especialmente en el invierno muchas personas tienen este problema, debido al aire seco de la calefacción. En este caso, es muy recomendable lavarse con un champú especial para cuero cabelludo seco . Estos champús contienen sustancias hidratantes que devuelven al cuero cabelludo la grasa que necesita, protegiéndolo.  
Es importante enjuagar bien el cabello después del lavado y no secarlo con demasiada temperatura. Además, se aconseja no lavar el cabello más de una vez al día, puesto que esto podría resecar aún más el cuero cabelludo. 

Caspa por microorganismos:

La caspa pueden aparecer por un aumento de microorganismos en el cuero cabelludo. Estos microorganismos son hongos y bacterias que se alimentan de la grasa de las glándulas sebáceas, causando una sobreproducción de sebo. Así, el cuero cabelludo se irrita, acumulando una gran cantidad de células en el cuero cabelludo.
En este caso, hay que tratar el cuero cabelludo con cuidados especiales , para restaurarlo y evitar así la reproducción de microorganismos.

Enfermedades o causas psicológicas:

La caspa puede ocurrir también debido a problemas de salud. Aquí se hablaría de enfermedades en diferentes órganos, reacciones alérgicas a medicamentos, estrés o problemas psicológicos, enfermedades hereditarias de las glándulas sebáceas o enfermedades tales como el eccema o la psoriasis. En estos casos, sólo un especialista debería tratar la caspa con un tratamiento adecuado. 

CONCLUSIÓN:

Quien sufre de caspa no debe prever siempre lo peor. A menudo, un tratamiento temporal con un producto adecuado puede vencer la caspa y devolverte un cabello sano y bien cuidado.