Aceite de Germen de Trigo

El trigo es una de las plantas cultivadas más antiguas en la historia. Este cereal es originario de Persia, pero hoy en día se puede encontrar en todas las partes del mundo. 
Después del aceite de pulpa de espino amarillo, el aceite de germen de trigo es el aceite vegetal con mayor contenido de tocoferoles (vitamina E), por eso, tiene propiedades antioxidantes fuertes. El aceite de germen de trigo es, por lo tanto, óptimo para el cuidado de la piel madura. Fortalece la barrera protectora natural de la piel, reduce la pérdida de hidratación y mejora la flexibilidad de la piel. Suaviza la piel y la regenera. Este aceite penetra profundamente en la piel, pero lentamente y por eso, puede dejar sensación grasa. Sin embargo, esto permite proteger a la piel impidiendo su deshidratación. 
El aceite de germen de trigo es ideal también para el cuidado del cabello y cuero cabelludo con caspa.

Propiedades:

  • Vitamina E
  • Antioxidante y reafirmante, ideal para pieles maduras y secas
  • Calmante, antiinflamatorio y protector, ideal para tratar la piel dañada y con reacciones alérgicas
  • Favorece la elasticidad y la circulación de la sangre, ideal durante el embarazo
  • Hidratante, mantiene la piel hidratada
  • Regula la queratinización, penetra profundamente en la piel
  • Ideal para el cuidado del cabello y del cuero cabelludo con caspa

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Aceite de Germen de Trigo: