Alantoína

Alantoína es una alternativa muy conveniente a la urea. Proviene originalmente de los metabolitos de las plantas, pero en la actualidad se produce sintéticamente. Acelera el proceso que hace la piel para desprender las células muertas y reemplazarlas por otras nuevas y sanas. Además, la alantoína equilibria el flujo de sebo por lo que se utiliza particularmente para elaborar productos para pieles grasas e impuras.También ayuda en el proceso de cicatrización de heridas, regenerando la piel, sin embargo, no mantiene con tanta eficacia la hidratación de la piel como la urea.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ª ed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Alantoína: