Albaricoque

El árbol del albaricoque proviene originariamente de China y llegó a Italia en la época romana. Hoy en día se cultiva al rededor de la zona del Mediterráneo, en Europa Oriental, así como en los Estados Unidos, Canadá, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda. De los granos de la fruta se elabora un aceite que no sólo se utiliza en cosmética, sino también para cocinar. En cosmética, este aceite se usa para tratar todo tipo de piel, incluso las más sensibles como la del bebé porque es my suave. 

Propiedades:

  • Suaviza y alisa la piel
  • Penetra rápidamente
  • Ideal como aceite de masaje
  • Protege e hidrata la piel

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Albaricoque.

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein