Aloe Vera

La planta de aloe vera proviene de la familia de las liliáceas y se cultiva por todo el mundo. Su origen proviene probablemente de Sudán o de la península arábiga. Las hojas del aloe vera contienen propiedades diferentes, dependiendo de la parte de la planta de la que se hable. El gel de aloe vera es el más utilizado en cosméticos y se extrae de la pulpa de la parte interna de las hojas. 
El gel puro de aloe vera reduce la picazón y tiene propiedades refrescantes, antiinflamatorias y, además, mantiene la hidratación de la piel. Tiene un potencial muy bajo de irritación, y, por eso, no suele ser un problema para pieles sensibles e irritadas. Las reacciones alérgicas al gel de aloe vera son extremadamente raras. El gel de aloe vera también tiene muchos antioxidantes y estimula la producción de colágeno. Además, actúa positivamente contra los virus, las bacterias y los hongos y es muy recomendable para tratar el acné. También la piel seca, irritada y sensible se beneficia de los efectos de esta planta. Igualmente, el gel de aloe vera también puede ser utilizado para tratar la piel con psoriasis, dermatitis y dañada por quemaduras de sol.

Propiedades:

  • Alivia la picazón
  • Propiedades refrescantes y antiinflamatorias
  • Mantiene la hidratación de la piel
  • Antioxidante, estimula la producción de colágeno
  • Eficaz contra algunos virus, bacterias y hongos
  • Ideal para pieles secas, irritadas y sensibles
  • Para el tratamiento de la psoriasis, dermatitis, acné y quemaduras de sol

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Aloe Vera: