Mandarina

La mandarina de la familia de las rutáceas se encuentra principalmente en África, América, Asia, Francia, Italia y España. En cuidado de la piel, se conoce por sus propiedades antisépticas y revitalizantes. Es conveniente para tratar el acné, las espinillas y las cicatrices, así como para reducir las estrías. Se recomienda precaución al aplicarlo puesto que incrementa la fotosensibilidad de la piel.
En la aromaterapia, se considera estimulante. Ayuda con la ansiedad, la inquietud y el exceso de trabajo, el insomnio y la tensión. 

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle (4ª ed). Darmstadt: Schirner Verlag


Productos con Mandarina.