Oliva

El aceite de oliva es el resultado del prensado de la aceituna, de sus semillas o de ambos. El aceite de la pulpa (Oleum Virgineum) ofrece una mejor calidad y se designa como "aceite de oliva virgen extra".
El aceite de oliva tiene una larga tradición como aceite portador o como base para ungüentos. En la medicina popular, se utiliza como antiinflamatorio y para mejorar la circulación sanguínea. Penetra muy lentamente en la capa córnea de la piel y actúa allí especialmente como demulcente, por lo que es un ingrediente perfecto para tratar la piel áspera y escamosa. Sus ácidos grasos protegen la piel y la hidratan. 

Propiedades:

  • Ideal como aceite de masaje y como aceite portador
  • Mejora la circulación
  • Antiinflamatorio 
  • Regenera la piel
  • Protege e hidrata la piel y la deja suave

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Oliva: