Sacarosa

Este emulsionante proviene de los ácidos grasos esterificados del aceite de coco o del aceite de pepita de palma. No irrita la piel, la hidrata sin engrasarla, dejando una leve película sobre la piel y el cabello para protegerlo. También puede utilizarse como emulsionante en productos para la piel sensible y grasa.

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Sacarosa.