Consejos para el cuidado de la piel de los deportistas

lunes, 11 abril 2016

Consejos para el cuidado de la piel de los deportistas

Practicar deporte es muy sano, pero tu piel puede estropearse. Para que no sufras irritaciones te presentamos algunos trucos.

Practicar deporte es muy beneficioso y saludable. También es bueno para la piel ya que ésta se oxigena y reafirma. Además el deporte estimula la circulación. Lamentablemente, a causa de la práctica deportiva pueden producirse irritaciones.

¿Por qué aparecen irritaciones? 

Con el sudor se disuelven sales y minerales, además de productos de desecho que si no se eliminan de manera correcta de nuestra piel, pueden provocar molestias.

Dependiendo del deporte que se practique y de la duración del mismo, pueden aparecer problemas por la fricción de los tejidos de la ropa en la piel, como sucede al correr en las axilas o los pezones. Si practicas natación, el sol puede provocarte quemaduras si no te proteges y el cloro del agua de la piscina puede resecar la piel.

Cuidado de la piel antes y durante el ejercicio

  • Antes de nadar se recomienda aplicar una crema hidratante. Una crema grasa protege contra el cloro y previene las irritaciones.

  • Al practicar deporte en el exterior no debes olvidarte del factor de protección solar en verano. Los tejidos de algodón no siempre protegen todo lo que creemos. Usar tejidos funcionales que protejan del sol y faciliten la transpiración es también una buena alternativa.

El mejor cuidado de la piel después de los deportes

  • En primer lugar, es importante determinar qué tipo de piel tienes y qué productos son los adecuados para tí.

  • Cuando te duches después del ejercicio, es mejor hacerlo con agua tibia. El agua caliente no se recomienda porque elimina la grasa cutánea natural y la fría produce una reacción por la cual el cuerpo vuelve a sudar. Al final de la ducha se recomienda un poco de agua fría, porque reactiva la circulación.

  • El agua no es suficiente para eliminar los residuos nocivos de la piel. Especialmente los residuos de cloro se eliminan con dificultad, por lo que se recomienda usar geles de ducha con un pH de 5,5. Este valor corresponde al pH de la piel y es el que menos la estropea. Tampoco se recomienda ducharse con excesiva frecuencia para no estropear el manto ácido natural de la piel.

  • Sécate bien para que la piel no se deshidrate.

  • Bebe mucha agua después del ejercicio 

  • Un producto perfecto para después del ejercicio es el gel de aloe vera, que proporciona hidratación intensiva, no es grasiento y calma la piel después de la exposición solar.