Ecco Verde España

miércoles, 11 junio 2014

La Arcilla

Las arcillas se usan en la geoterapia por sus  propiedades terapéuticas naturales.

Existen diferentes tipos de arcilla, normalmente conocidas por su color (verde, blanca, roja y rosa). Cada una de ellas tienen una serie de beneficios que les convierten en un excelente tratamiento para la piel y el cabello. Son desintoxicantes, regenerantes y cicatrizantes debido a uno de sus componentes principales: el sílice. Gracias a su alto contenido en oligoelementos resultan muy remineralizantes. Pero, ¿sabes cómo se usan y qué diferencia hay entre ellas?

¿Cómo funciona la mascarilla de arcilla?

Antes de nada, vamos a aclarar qué es exactamente una mascarilla y cómo puede funcionar en nuestra piel y en nuestro cabello. La arcilla es un compuesto muy complejo de sales minerales tales como el silicio, magnesio, zinc, calcio, cobre y selenio. Eligiendo la arcilla adecuada para nuestro tipo de piel, la arcilla absorberá el exceso de sebo y las impurezas en la piel grasa, y, aportará más luminosidad y equilibrio natural a la piel seca.

Su preparación es muy sencilla. Bastaría con mezclar una cucharada de arcilla con tres de agua hasta formar una pasta homogénea. Se pueden añadir unas gotas de aceite como el de rosas, el de oliva o aceite del árbol del té para potenciar sus efectos. Es importante dejar actuar bien la mascarilla (unos 10-15 min) para que sus propiedades penetren bien en la piel, pero no dejar que se seque por completo, ya que absorbería no sólo el exceso de sebo, sino también el contenido de agua de los tejidos de la piel (una valiosa fuente de hidratación). Una vez que empiece a secarse, se retira con agua tibia y ¡listo!

Nunca incorpores ingredientes que contengan vitamina C a la mezcla. La vitamina C es un compuesto que al entrar en contacto con la arcilla, crea una reacción química de oxidación, promoviendo la producción de radicales libres. Mucho mejor sería para añadir aceites como el aceite de árbol de té para desinfectar o aceite de oliva, jojoba o aceite de almendras para nutrir.

Sería importante remarcar, que los utensilios que vayamos a utilizar para la preparación de la mascarilla nunca sean de metal, ya que disminuirían las propiedades de la arcilla. Se aconseja que el recipiente sea de cristal, madera, porcelana o barro. Además, el agua que se utilizaría para mezclar la arcilla, debería estar libre de cloro si queremos acentuar aún más sus propiedades. Por supuesto, se podría mezclar la arcilla con una infusión de té verde que ayudaría a eliminar las toxinas de la piel y tendría propiedades  bactericidas y cicatrizantes. También se podría, como ya se ha indicado anteriormente, mezclar la arcilla con aceites esenciales en lugar de agua. Especialmente, una buena mascarilla en combinación con la aromaterapia, ofrecería beneficios no sólo para la piel, sino también para los sentidos.

Tipos de arcilla

  • La arcilla blanca o caolín contiene un alto porcentaje en sílice y alúmina y está considerada la arcilla de mayor pureza, soliéndose usar en tratamientos faciales para eliminar las toxinas y las células muertas de la piel,  ayudando así a regenerarla, evitando su envejecimiento y mejorando su textura y flexibilidad. Es ideal para todo tipo de piel (hasta sensibles).
  • La arcilla verde es altamente antiséptica. Se aprecia particularmente no sólo por sus minerales, sino también por su poder de absorción y por sus propiedades antiinflamatorias, desintoxicantes y equilibrantes. Es ideal para pieles grasas, con acné, puntos negros o dilatados.
  • La arcilla roja es la más utilizada para tratar el cuerpo y el cabello. Purifica el cuero cabelludo y ayuda con los problemas circulatorios, con celulitis y con retención de líquidos gracias a su alto contenido en óxido de hierro. Estimula el proceso de regeneración de la piel.
  • La arcilla rosa es rica en minerales, óxido de hierro y sílice. Esta arcilla consiste en una mezcla de arcilla roja y arcilla blanca. Se suele usar como mascarilla facial por su poder purificante, antioxidante, descongestionante, calmante y regenerador. Es ideal para pieles delicadas y deshidratadas debido a su suavidad y sus propriedades para  reparar el tejido conectivo.
  • La arcilla amarilla es rica en magnesio e hierro. Se utiliza como tratamiento estimulate y refrescante. Oxigena la piel gracias a su gran contenido en agua. Es ideal para pieles secas.

En Ecco Verde podrás encontrar mascarillas biológicas de arcilla, como las de Kart. Además de esponjas con arcilla como las de The Konjac Sponge Company. ¡Os invitamos a que echéis un vistazo a nuestros productos!

“Everything you can imagine, nature has already created.”

Albert Einstein