Amaranto

El amaranto proviene de la familia de las amaranthaceae. Debido a que sus semillas son muy pequeñas y contienen muy poco aceite, son muchos los que se dedican a la producción del amaranto. Su aceite tiene una proporción muy elevada de escualeno y proporciona una atención óptima para tratar la piel seca e irritada. Contiene lípidos muy compatibles con los naturales de la piel y ayuda su regeneración, fortaleciendo su manto lipídico natural. Además, el aceite de amaranto absorbe la radiación ultravioleta y reduce el estrés inducido por la luz. También es un antioxidante muy fuerte gracias a su alto contenido en tocoferoles. Igualmente, tiene un efecto antiinflamatorio sobre la psoriasis vulgaris.
Gracias a s composición similar a la de la piel, el aceite de amaranto penetra bien en la piel hidratándola y manteniendo su equilibrio natural. 

Propiedades:

  • Se absorbe rápidamente
  • Hidratante, ideal para la piel seca e irritada
  • Antiinflamatorio, ideal para tratar la psoriasis
  • Fortalece la capa lipídica natural de la piel
  • Absorbe la radiación ultravioleta y reduce el estrés inducido por la luz
  • Promueve la regeneración de la piel

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.


Productos con Amaranto.