Eucalipto

El eucalipto proviene de la familia de las mirtáceas y se encuentra en Australia y en la zona del Mediterráneo. Tiene propiedades antisépticas, mejora la circulación y la regeneración de la piel. Mata ciertos parásitos y virus y, por ello, es adecuado para el cuidado dental y oral. El eucalipto puede usarse para tratar la piel con heridas o con quemaduras y es también un buen remedio para ahuyentar los insectos. Su aceite esencial despeja las vías respiratorias y alivia los síntomas de las enfermedades respiratorias.
En la aromaterapia, el eucalipto es estimulante, refrescante y promueve la concentración, y también la armonización. Ayuda contra el aburrimiento y la apatía y da armonía y serenidad.

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle (4ª ed). Darmstadt: Schirner Verlag


Productos con Eucalipto.