Lavanda

La lavanda es un género de la familia de las lamiáceas. Tiene propiedades cicatrizantes, antiinflamatorias y calmantes y también tiene cierto efecto antibacteriano y antimicótico (hongos), además de mejorar la circulación. Su efecto antiinflamatorio se utiliza también para las reacciones alérgicas, sobre todo porque representa uno de los pocos aceites esenciales puros que pueden aplicarse sobre la piel. Sus propiedades cicatrizantes y calmantes alivian las quemaduras y pueden prevenir ampollas. PRECAUCIÓN el aceite de lavanda puede causar reacciones alérgicas, pero muy raramente.

Propiedades:

  • Cicatrizante, antiinflamatorio y antibacteriano, ideal para tratar el acné y la piel impura
  • Mejora la circulación y es calmante, ideal para tratar las quemaduras
  • Puede utilizarse también puro

Véase: Käser, Heike (2010). Naturkosmetische Rohstoffe (3ªed). Linz: Freya Verlag.

En la aromaterapia, la lavanda es estimulante y tonificante. Puede ser utilizado para tratar las pesadillas y èl miedo, y también la depresión, el insomnio y el nerviosismo.
La lavanda no debe utilizarse durante el embarazo.

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle (4ª ed). Darmstadt: Schirner Verlag.


Productos con Lavanda: