Beneficios del aceite de argán para tu piel y el cabello

lunes, 24 julio 2017

Beneficios del aceite de argán para tu piel y el cabello

El aceite de argán es conocido también como el oro líquido. Se produce a partir de las semillas contenidas en el fruto del árbol de argán, que crece únicamente en Marruecos. Desde 1998, estos árboles son patrimonio de la humanidad.

Sus ingredientes de calidad marcan la diferencia

El aceite de argán es rico en vitamina E, vitamina A y contiene una gran cantidad de antioxidantes. Estos ingredientes lo hacen especialmente beneficioso para el cabello y la piel, ya que tiene propiedades hidratantes. Por esta razón cada vez se utiliza más en cosmética. A continuación puedes ver las principales propiedades del aceite de argán:

  • Hidratante para la piel
    El aceite de argán se utiliza más a menudo para mantener hidratada y suave la piel. Debido a la gran cantidad y diversidad de ácidos grasos y vitamina E, este aceite es perfecto para cuidar la piel de forma natural. Se absorbe rápidamente y no es pegajoso. También se puede utilizar para el rostro.
  • Acondicionador
    El aceite de argán hace que el cabello esté suave y brillante. Por lo tanto, es un acondicionador maravilloso e incluso puede ayudar a reducir las puntas abiertas.
  • Cabello liso y brillante
    Gracias a sus propiedades nutritivas, este aceite se puede utilizar para facilitar el peinado. De esta forma tu cabello está más moldeable y estará más sano por dentro y por fuera. Después del secado, sólo tienes que aplicar en la mano un par de gotas de aceite y distribuir por el cabello con las manos.
  • Anti-envejecimiento
    El aceite de argán reduce las arrugas con el uso regular, ya que es hidratante. Sus antioxidantes lo convierten en un producto anti-envejecimiento perfecto. También aumenta la elasticidad de la piel. Masajear el rostro sólo con unas pocas pocas gotas de aceite de argán.
  • Para la piel seca
    Las personas con piel seca y con problemas asociados tales como picor, etc. se benefician también del aceite de argán. Los ácidos grasos y la vitamina E que contiene reparan la piel dañada y la nutren, lo que impide que la piel esté seca.
  • Acné
    El aceite de argán suaviza la piel y la ayuda a sanar. El acné es a menudo el resultado de una piel grasa. Debido a que el aceite de argán no lubrica pero sí hidrata, ayuda a que recupere su equilibrio natural. Los antioxidantes que contiene ayudan en la reparación de las células dañadas de la piel.
    Basta con aplicar este aceite sobre la piel limpia y seca. Se aconseja utilizar dos veces al día.
  • Cuidado de manos, pies y uñas
    Este aceite es perfecto para el cuidado de las uñas quebradizas, las manos secas y la piel áspera de los pies porque nutre, hidrata y suaviza. De esta forma la piel de las manos y de los pies estará más flexible y las uñas más fuertes. Aplicar unas gotas de aceite antes de irte a la cama dando un suave masaje.
  • Cuidado de los labios
    El aceite de argán es también maravilloso para los labios. Con tan sólo una o dos gotas en los labios verás que tus labios están protegidos y cuidados. Limpiar el exceso de aceite. El aceite no sólo ayuda a mejorar los labios agrietados, sino también a mantenerlos suaves, flexibles y cuidado. Se recomienda utilizar sobre todo en invierno para las personas que sufren de labios agrietados.

¡Todo esto en sólo una botella!

El aceite de argán se utiliza de forma fácil y segura, ya que es un producto natural y puro. Además no siempre se tiene que utilizar este aceite en estado puro, sino que puede añadirse a otros cosméticos. Una botella de aceite de argán es muy económica y es duradera.

Es importante que el aceite provenga de agricultura ecológica. Por esta razón, te recomendamos que utilices y disfrutes el aceite de argán de Farfalla, que además tiene certificado NaTrue de cosméticos orgánicos.