Pomelo

El pomelo se cultiva principalmente en la India, Israel, Sudáfrica, España y Estados Unidos. Su aceite se obtiene de la corteza a través del presado en frío. Tiene propiedades astringentes, desintoxicantes y además fortalece el tejido conectivo. Promueve la regeneración de piel y la circulación de sangre y reafirma la piel, también tiene un efecto antibacteriano y antiséptico. El aceite de pomelo es adecuado para el tratamiento del acné y los poros obstruidos, y también regula la sudoración y mejora la apariencia de la celulitis. Es conveniente también para masajear los músculos doloridos .
En la aromaterapia, mitiga la depresión, ayuda contra el estrés, la ansiedad y la debilidad. Fomenta la creatividad y la confianza en uno mismo.

Véase: Schirner, Markus (2002). Aroma-Öle (4ª ed). Darmstadt: Schirner Verlag


Productos con Pomelo.